Mujeres diversas en el Siglo XXI

Jugadora de fútbol trans, profesional y mamá

Dalex tiene una historia para contar. Sus sueños se van cumpliendo desafiando a un mundo de desigualdades. Ella es “chica For Ever”.
domingo, 9 de febrero de 2020 · 15:40

Este verano 2020, el Club Chaco For Ever de Resistencia le dijo sí a la inclusión, “porque en el fútbol también es con todes”, reza un posteo del Gigante de la Avenida en su red social. Sí, el club de Villa San Juan le dio una buena noticia a Dalex Arianda Gallozo, una chica transgénero a quien le apasiona el fútbol y quien se convirtió en jugadora de primera.

El deporte es inclusión e igualdad de oportunidades y como institución deportiva For Ever dio un paso histórico este 2020 en la actividad, convirtiéndose en el primer club del interior del país en incluir a una futbolista transgénero en su plantel de fútbol femenino: Dalex es el refuerzo de la Primera División Femenina de Fútbol para la temporada 2020.

Como hija de Villa San Juan Dalex cumplirá el sueño de defender los colores del club de su barrio y además pasará a la historia como la primera incorporación inclusiva en materia de género del interior argentino.

Dalex es una activa militante por los derechos de género, presidenta de la Asociación de Identidades Diversas (IDICH) y titular del Consejo Consultivo de la Diversidad Sexual de la Municipalidad de Resistencia, pero además es instrumentista quirúrgica del Hospital Perrando y ya fue noticia nacional cuando logró en 2015, que se inscriba a su hijo biológico reconociendo la comaternidad con su expareja.

De todo eso habló Dalex con RevistaFix   y dejó sus expectativas en esta nueva etapa que inicia en su vida.

_¿Qué significa haberte convertido en la primera jugadora de fútbol transgénero en ser aceptada para For Ever?

_Desde el año pasado venía con otras compañeras trabajando para ingresar al fútbol femenino en For Ever. Yo, en particular, hace siete años que juego, pero el año pasado surgió la iniciativa de jugar en un club de primera y como yo nací en Villa San Juan tengo empatía por Chaco For Ever y amigas también jugando ahí.

La inclusión me parece muy bien porque somos personas sujeto a derecho y esto que se da en el fútbol es algo importante porque acá se trata de hacer deportes y dejar de lado los cuestionamientos de muchos.  Fue así que hice llegar mi propuesta a la Comisión Directiva de Chaco For Ever la que aceptó y ahí iniciamos los trámites de socia, el carné de la Liga y ahora ya empezamos la pretemporada. Ya jugamos dos amistosos y ganamos.

_¿Cómo sentís que ve la gente el fútbol femenino?

-La gente empezó a aceptar al fútbol femenino, porque en lo deportivo todas las personas tenemos el mismo derecho en practicar lo que más nos gusta; sí hay algunas resistencias en algunos varones que están muy heteronormatizados.  Pero en sí jugar en una Liga para las mujeres no es fácil,   porque aún sigue habiendo desigualdad tanto en la Liga provincial como la nacional. Digo esto porque nosotras tenemos que pagar el alquiler de la cancha, médico, y los árbitros. La Liga no nos da ese privilegio con el que cuenta hoy el fútbol masculino de primera. Todavía falta mucho para vencer esa desigualdad, si bien nosotras desde nuestros lugares tenemos que luchar por eso, desconstruir las mentes de la gente que está como directivos donde tampoco se cumple la ley de paridad.

_¿Aparte del fútbol a qué te dedicás?

_Soy instrumentadora quirúrgica, trabajo desde hace 22 años en el Hospital Perrando y hago militancia sobre diversidad sexual.

_¿Tu familia cómo está formada?

_Tengo un niño de siete años, soy mamá trans y le doy mucho tiempo a su vida, su educación. Esa mi exigencia. Estoy en pareja hace poco tiempo, y mi hijo se siente acompañado.

_¿Qué dice tu hijo de tener una mamá que juega al fútbol?

_ Él sabe bien todo, sabe lo que es tener una mamá trans, dos mamás. Con siete años me da seguridad, y consejos de que me tengo que cuidar con las comidas, el ejercicio, para no lastimarme.  

_¿A él también le gusta el fútbol?

_ Este año él empieza a participar de una escuelita de fútbol para chicos, porque el año pasado hizo Taekwondo, es cinturón amarillo. Tiene un grupo muy lindo donde él está contenido, donde puede sentirse libre, feliz y expresar su realidad, porque mi niño es hiperquinético, pero en este grupo que está con chicos con diferentes situaciones él se siente bien.

_¿A vos te costó lograr cumplir tus sueños, ser respetada?

_Soy una persona que siempre va hacia adelante, obviamente que nada es fácil para las personas que somos trans. Pero me propuse ser instrumentadora quirúrgica y lo fui,   puede conseguir mi título aun trabajando porque empecé como auxiliar de enfermería. Me recibí y también supe ser docente de la carrera de instrumentadora quirúrgica. Me gustó mucho esa experiencia y hoy estoy a cargo del servicio de quirófanos. Es una gran responsabilidad, pero tiene que ver también con ser una persona activa, capacitada para poder lograr ese lugar. Y el respeto una se va ganando con el tiempo y demostrando lo que puede dar. Discriminación siempre hay, pero creo que muy pocas veces me sentí señalada, discriminada porque hay cosas a las que no le doy importancia cuando sé que no   puedo pelear con la sociedad cuando hay gente que está heteronomatizado en un montón de cosas.

Por eso nosotras la personas trans y travestis venimos a hacer esa revolución contra esas heteronormas para que nuestros cuerpos sean naturalizados en diferentes ámbitos de la sociedad. Obviamente que falta mucho y cuesta un montón que nos acepten. Conseguir un trabajo no es fácil. El 85% de las personas trans tienen aún falta de oportunidades, en eso se ve que el Estado fallando, la inclusión en el trabajo aún es una falencia.

Animarse

Dalex pidió “a las compañeras trans y travestis que se acerquen a los clubes para que empiecen a hacer cualquier tipo de deporte que sientan la necesidad de hacerlo, es también la oportunidad para que los clubes de los diferentes lugares empiecen a abrir sus puertas y empiecen a demostrar que el deporte es para todos, que no tiene nada que ver con la genitalidad ni la sexualidad. Lo que se tiene en cuenta es querer hacer deporte, querer sentirse bien”.

 

 

 

 

Este es el copyright de la noticia

0%
Satisfacción
100%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios